¿Un concurso de acreedores puede salvar tu empresa?

El concurso de acreedores, como solución para que un negocio siga funcionando, fue el protagonista de uno de los desayunos de Madrid Network. Se trata de una vía por la que, según las estadísticas, muy pocos autónomos o administradores optan, ya que en España hay muy poca cultura de insolvencia.

En su presentación Gema Sanz, responsable de Desarrollo de Negocio de Madrid Network, afirmó que, si bien el concurso de acreedores es un proceso complejo, con planificación y estrategia puede ser la supervivencia de una empresa. En nuestro país aún queda recorrido, ya que sólo se salvan el 6%.

Nicolás Rodríguez Díaz, socio fundador de NR2 Abogados, firma especializada en derecho concursal y miembro de Madrid Network, fue resolviendo las dudas de los asistentes: cómo debe ser un concurso de acreedores, quién lo puede abrir y cuáles son los pasos para seguir. La ley concursal de 2004 nos marca los pasos, pero esa propia legislación por su complejidad a veces dificulta la tarea.

Según Rodríguez, un 95% de las empresas concursadas terminan en liquidación debido a que no atajan a tiempo el problema societario, existiendo fórmulas legales que pueden evitarlo si se es previsor. En muchas ocasiones los empresarios esperan hasta el último momento y a veces es ya demasiado tarde.

A lo largo de la sesión pudimos conocer más en profundidad cómo asegurar el patrimonio personal y empresarial en épocas de crisis, viendo cuál es el contenido y alcance de algunos impuestos como el de patrimonio o el impuesto de sucesiones y donaciones.

Otro de los puntos tratados, fue la importancia de no pasar por alto los derechos, obligaciones y responsabilidades legales a las que están sometidas las sociedades holding.  

Una jornada muy práctica y participativa en la que pudimos conocer el complejo y extenso mundo del derecho concursal y la aplicabilidad de su normativa y que termino con un animado café networking

GALERÍA DE IMÁGENES