El futuro del empleo frente a la robotización

EXPERTOS DEL COLECTIVO CIBERCOTIZANTE EN MADRID NETWORK

La Inteligencia Artificial en el mundo laboral y la posible sustitución de la mano de obra por robots ya no es un hecho tan lejano. ¿Pondrá esto en peligro nuestros empleos y los ingresos de la Seguridad Social?, ¿podremos pagar las pensiones?

Estas y otras preguntas fueron puestas encima de la mesa en los desayunos de Madrid Network por el colectivo Cibercotizante.

Joaquin Flechoso, Vicente Gil y Francisco Ginel hicieron un planteamiento de los nuevos retos a los que nos enfrenta esta cuarta revolución industrial y algunas de las claves para afrontar estos desafíos.

En su presentación Gema Sanz, responsable de Desarrollo de Negocio de Madrid Network, afirmó que estamos en un periodo de transición, donde probablemente cambien las reglas de la macroeconomía. Ya la productividad no va unida al empleo, por lo que hay que encontrar “soluciones innovadoras” para la sostenibilidad de esta “revolución tecnológica”. Así mismo, felicitó la iniciativa del colectivo cibercotizante, ya que es necesario abrir este debate a la sociedad.

En sus exposiciones tanto, Flechoso como Ginel coincidieron en señalar que no menos del 54% de todos los trabajadores necesitarán de una recapacitación. En 2022 las tendencias disruptoras de los modelos de negocio habrán provocado que un 42% de las habilidades requeridas para la mayoría de los puestos de trabajo hayan cambiado. Aquí las universidades y escuelas de negocios tienen un importante rol ya que tienen que adaptar sus planes de formación para atender una demanda que ya es presente.

Otra de las incógnitas que se plantea es el tipo de empleo que se va a generar.  Más allá de si será estable o provisional, mejor o peor pagado, la verdadera cuestión se centra en los perfiles requeridos por las empresas en el corto y medio plazo. En este sentido, las tendencias apuntan a: Analistas de datos, científicos de datos, desarrolladores de software y aplicaciones, y especialistas en ecommerce y social media. También serán necesarios perfiles en el ámbito de las relaciones humanas:  servicios a clientes; profesionales de ventas y marketing; formación y desarrollo; especialistas en desarrollo organizativo; y responsables de innovación.

Además, especialistas en Inteligencia Artificial  y Machine Learning;, Big Data; automatización de procesos, analistas de seguridad de la información;  diseñadores de experiencia de usuario y de interacciones humano-máquina; ingenieros de robótica; y especialistas en blockchain.

Algunas de las previsiones indican una escasez de 825.000 profesionales en 2020, el 90% de los cuales requerirá unas capacidades digitales básicas.

Desde el colectivo Cibercotizante, proponen diez vías para que los robots contribuyan al sostenimiento del estado de bienestar. Algunos de ellos son:  eliminar los estímulos fiscales a la robotización; que el robot cotice por la misma cuantía que un trabajador; un impuesto a la extra-productividad o, subir el IRPF a las rentas de capital entre otros.

Según Flechoso, al igual que ha habido movimientos antiglobalización, el objetivo es evitar uno contra la automatización. “Es necesario abrir un debate para evitar que sucedan cosas como estas” pues “es muy fácil vender el catastrofismo”. En este sentido, resalta que se trata de una cuestión de confianza, pues “todos tenemos nuestra opinión”, por ello “cada vez debemos estar más informados”, concluye.

Con un animado debate y un café networking dio por concluida la jornada.

 

GALERÍA DE IMÁGENES